669676665 gmolino@gmail.com


Leo en Computerworld un artículo que cuenta que empleados de Intel han colocado un punto de acceso WIFI en el Polo Norte, concretamente a “sólo” 78 millas del mismísimo polo. Este punto de acceso está conectado a un móvil, que a su vez está conectado a Internet a través de satélite. Ya no tenemos excusa para no contestar a los correos si estamos por esas latitudes.

El objetivo parece ser dar cobertura a esa zona. No creo que soporte muchos accesos, ni que tenga que atender demasiadas peticiones, algún oso despistado tal vez…

Ahora más en serio, se quiere comprobar también la capacidad de trabajo de estos aparatos en condiciones extremas, y desde luego este lugar lo es.

También lo leo en Xataka