669676665 gmolino@gmail.com

Leí ayer en 20minutos esta noticia, y no he podido comentarla hasta ahora.

Resulta que la UE quiere guardar un registro de todas las comunicaciones electrónicas que se produzcan: las de telefonía fija, telefonía móvil e incluso las sesiones de internet. La información a guardar sería desde dónde se realiza la comunicación (número de teléfono o IP y el lugar geográfico), quién la realiza, quién es el destinatario… Los datos se guardarían durante un mínimo de un año y un máximo de tres. Según la misma noticia, hasta ahora se guarda un registro de seis meses por motivos de facturación.

El objetivo inicial de esta medida era la lucha antiterrorista, aunque ahora se ha ampliado para la lucha contra cualquier delito. Me parece bien, es un buen fin. Lo que no me parece tan bien es que con ese fin se “fiscalice” todo lo que hacemos con nuestras comunicaciones: es como si nos reuniéramos con unos amigos en un bar (por ejemplo) y quedara registro de dónde nos hemos reunido y quiénes hemos ido. Quiero recordar que Nanysex y compañía afortunadamente están detenidos, y que ha sido posible sin la existencia de este registro.

Una pregunta más: ¿quién va a pagar a las operadoras el aumento de dispositivos de almacenamiento para tener ese registro? Me temo que serán nuestras facturas de teléfono y de internet…