669676665 gmolino@gmail.com

Nuestros parlamentarios no son , precisamente, unos usuarios aventajados de las nuevas tecnologías. Al menos eso se desprende del artículo que publicó El País el pasado jueves 14, en su suplemento CIBERPAIS.

Las cifras son muy significativas:
El 88% de los parlamentarios españoles tiene una dirección personal de correo electrónico; sin embargo, sólo el 17,4% ha respondido a una consulta ciudadana particular.
El partido con más parlamentarios que contestaron a la consulta del correo electrónico fue CiU, con el 37,5% de respuestas, seguido de IU (33,3%), el PSOE (25,1%), ERC (25%), el PP (8,8%) y el PNV (7,1%). No contestó ninguno de los seis parlamentarios de Coalición Canaria.
El principal líder de la oposición, Mariano Rajoy, ni siquiera ofrece una dirección para el contacto virtual. El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, sólo facilita una dirección del servidor gratuito Hotmail, y cuando se escribe a la misma, el robot del enclave responde que dicha dirección está fuera de servicio.
El estudio desvela también que ni el presidente del Gobierno, ni los ministros con representación parlamentaria, ni ninguno de los portavoces de grupo, ni los presidentes de las cámaras ni la práctica totalidad de los diputados y senadores con mayor eco mediático han respondido a la consulta
Sólo cuatro del medio millar de parlamentarios tienen una página personal en Internet

Con datos como estos….¿que podemos esperar?