669676665 gmolino@gmail.com

Leo en la web de Hispasec:

Microsoft ha publicado una aviso de seguridad para advertir de una vulnerabilidad en Remote Desktop Protocol que se ha demostrado puede ser explotada para causar un ataque por denegación de servicio (DoS).

El protocolo RDP, Remote Desktop Protocol, permite a los usuarios de Windows conectarse de forma remota a los sistemas creando sesiones virtuales de sus escritorios. El protocolo es utilizado tanto en la implementación de Terminal Services en Windows 2000 y Windows 2003 como en Remote Desktop en Windows XP.

Según la investigación de Microsoft, el envío de peticiones RDP especialmente malformadas puede provocar una denegación de servicios y el reinicio del sistema, si bien concluyen que la vulnerabilidad no puede ser utilizada para ejecutar código arbitrario de forma remota y, por tanto, no puede comprometer el control del sistema.

La vulnerabilidad puede afectar, dependiendo de si posee o no activado el servicio afectado, a los siguientes sistemas:

Microsoft Windows 2000 Service Pack 4
Microsoft Windows XP Service Pack 1
Microsoft Windows XP Service Pack 2
Microsoft Windows XP Professional x64 Edition
Microsoft Windows Server 2003
Microsoft Windows Server 2003 for Itanium-based Systems
Microsoft Windows Server 2003 Service Pack 1
Microsoft Windows Server 2003 con SP1 for Itanium-based Systems
Microsoft Windows Server 2003 x64 Edition

Entre las acciones recomendadas para para prevenir el ataque encontramos: bloquear el puerto TCP/3389 en el firewall, desactivar Terminal Services o Remote Desktop si no son necesarios, o utilizar IPsec o VPN para las conexiones a estos servicios.

Microsoft ha publicado este aviso de seguridad para informar a sus usuarios del impacto de la vulnerabilidad y las medidas recomendadas para mitigarlo, a la espera de publicar el correspondiente parche en el que ya están trabajando, ya que los detalles para explotar la vulnerabilidad fueron desvelados en Internet.

De hecho estos últimos días se ha podido comprobar un aumento de los barridos en Internet buscando el puerto TCP/3389, puerto por defecto del servicio afectado, lo que podría corresponder a potenciales atacantes buscando sistemas vulnerables.