669676665 gmolino@gmail.com

Al menos eso es lo que pretende Microsoft.

Leo en la Asociación de Internautas esta noticia.

Microsoft ha comenzado la aplicación obligatoria de su nuevo sistema de protección Windows Genuine Advantage, que permite que los usuarios que tienen sistemas ‘piratas’ en sus equipos no puedan beneficiarse de las actualizaciones gratuitas de Windows Update. De esta forma, la compañía de Redmon pretende que sólo aquellos usuarios que hayan pagado una licencia puedan descargarse las actualizaciones disponibles, y controlar así las versiones ilegales.

Están en su derecho, y hacen bien en protegerse, pero la pregunta es: ¿cuanto tiempo pasará hasta que haya un crack que se salte esta protección?. Se admiten apuestas.