669676665 gmolino@gmail.com

Dentro de unos meses, el cable para comunicaciones pasará a la historia. El desarrollo de una nueva tecnología de alta velocidad, largo alcance (más de 50 kilómetros) y cuyo coste de despliegue es muy inferior al de la UMTS, cambiará los sistemas de comunicación existentes hasta ahora. Se trata de WIMAX, que sustituirá a WIFI, pensado para oficinas o para dar cobertura a zonas pequeñas, y al ADSL, ampliando el acceso a Internet sobre todo en zonas rurales en las que actualmente no hay cobertura de red. Pero éstas no serán las únicas aplicaciones de WIMAX. Un equipo de investigadores del Departamento de Arquitectura y Tecnología de Computadores de la Universidad de Granada coordinado por Gonzalo Olivares, trabaja desde hace meses en la aplicación de esta nueva tecnología y de otras como ZIGBEE al control de regadíos y procesos industriales distribuidos. Esta otra tecnología de comunicaciones permite el uso de nodos de comunicaciones de ultra bajo consumo, alimentados por simples pilas alcalinas.

Hasta el momento, la automatización de regadíos la habían llevado a cabo a través de un sistema de comunicación propio y desarrollado en colaboración con la empresa granadina Ingeniería y Control Remoto S.A. (una spin-off de la UGR) bajo el nombre de Hidrobus. Aunque este método ha dado muy buenos resultados en el control de regadíos (está instalado en varias comunidades de regantes, principalmente en explotaciones plataneras de Canarias, con un número muy alto de hidrantes de riego más de 2.200), las ventajas que ofrecen WIMAX y ZIGBEE pueden mejorar las prestaciones de este tipo de redes de control distribuido, según explica el director del departamento de Arquitectura y Tecnología de Computadores, Alberto Prieto.

Más alcance, menos coste

Así, el objetivo de los científicos es implantar estas tecnologías de comunicaciones emergentes en cualquier tipo de proceso cuyos elementos estén geográficamente distribuidos, con un mayor alcance, más fiabilidad, mayor rapidez y menor coste.

Pero ésta no es la única investigación en la que se ha embarcado el grupo de Arquitectura y Tecnología de los Computadores. En los últimos años, ha puesto en marcha dos proyectos de vital importancia para Granada: el control de la distribución de agua de la ciudad y la automatización de los remontes y alumbrados de Sierra Nevada. Dos trabajos en los que también han pensado aplicar las tecnologías WIMAX y ZIGBEE para mejorar su automatización, reducir los costes y mejorar los sistemas de comunicaciones de dichas aplicaciones.

Además de esta línea de investigación, en la actualidad, dentro del grupo liderado por el profesor Prieto, un equipo dirigido por el profesor Ignacio Rojas está desarrollando modelos matemáticos basados en redes neuronales artificiales y lógica difusa que mejoran notablemente el diseño de sistemas de control. Esta línea de investigación está dando lugar a publicaciones en las revistas científicas más prestigiosas en la materia.

Via Andalucía24 horas
.