669676665 gmolino@gmail.com

Copio y pego del blog de Javier Prenafeta:


Lo cuentan en The Register. Microsoft finalmente ha conseguido, tras varios intentos fallidos, la patente del sistema de archivos FAT, que se utiliza en muchos sistemas operativos y en otros dispositivos de almacenamiento. Según se comenta en la noticia, el sistema es novedoso y no obvio, a juicio de la Oficina de Patentes de EE.UU., por lo que procede su concesión.

No hay que olvidar que esto fue desarrollado por dicha empresa en 1977 (según Wikipedia), pero también es cierto que dicha patente, a pesar de haberse concedido por primera vez en 1996, fue posteriormente rechazada en dos ocasiones (la última en septiembre de 2004), y que hasta noviembre de 2003 se ha permitido su uso sin requerir licencia sobre el mismo.

La jugada es de lo más limpia: se suelta una invención al mercado y, una vez está suficientemente extendida, se mueve la maquinaria legal para obtener la exclusividad o poder ejercer los derechos de cobro. Y que además se sostenga su novedad, a estas alturas, parece un insulto a la inteligencia.

La consecuencia va a ser un duro palo a la industria del software libre, ya que esto faculta a Microsoft a cobrar a los desarrolladores de algunas distribuciones de Linux por el uso de este sistema, aunque por lo visto todavía no tiene previsto hacerlo.