669676665 gmolino@gmail.com

Tras varias horas en las que no estaba claro el alcance del problema, incluso si existía o no dicho problema, el equipo de Ubuntu Linux ha emitido un aviso de seguridad en el que se detallan las condiciones en la que es posible la revelación de la clave de root en máquinas que corran Ubuntu Linux 5.10. El problema puede ser considerado de extrema gravedad.

Ubuntu es una distribución Linux basada en Debian, y patrocinada por Canonical Ltda, iniciativa empresarial de Mark Shuttleworth, empresario y fundador de la gestora de certificados Thawte. La distribución nació originalmente para ser usada como escritorio, si bien es perfectamente apta, con las debidas precauciones, para vertebrar servidores.

La versión 5.10 de Ubuntu “The Breezy Badger” es susceptible de revelar la clave de root, almacenada en texto plano. Con la simple ejecución en consola de “grep -r rootpassword /var”, aparecen múltiples localizaciones donde es posible leer, en texto sin cifrar, el log de la instalación de Ubuntu, donde aparece la clave escogida para el root, además de otras cuestiones que son lanzadas al usuario a la hora de instalar el producto. Los puntos donde aparece esta información son, en esencia:

/var/log/installer/cdebconf/questions.dat:Value: mypasswd
/var/log/debian-installer/cdebconf/questions.dat:Value: mypasswd

Los paquetes afectados son base-config y passwd. Ubuntu se ha apresurado a emitir el aviso y proporcionar parches para ambos, 2.67ubuntu20 (base-config) y 1:4.0.3-37ubuntu8 (passwd). Los paquetes actualizados no sólo eliminan las claves en los logs, sino que convierten los registros de instalación en únicamente legibles por el root de la máquina. El problema permite que cualquier usuario local pueda obtener la clave que se eligió en la instalación de la distribución, que muchas veces no se cambia y que por tanto, facultaría a un atacante a tomar control completo de los servicios que pendan de la distribución.

El fallo es un error de diseño monumental, y tal y como se verifica en este caso, los problemas de seguridad son a veces despistes incomprensibles de los desarrolladores y probadores. Afortunadamente para los usuarios del producto, la reacción ha sido muy rápida y los parches se han puesto a disposición del público con gran celeridad.
Tirón de orejas por el despiste, y aplausos para el modelo de respuesta ante incidentes desplegado.

El problema no afecta a otras versiones de Ubuntu como 4.10 y 5.04.
No obstante, los usuarios que hayan actualizado a la versión en desarrollo, 6.04 “The Dapper Drake” desde una máquina 5.10 “The Breezy Badger” deben asegurar la instalación de los parches. Especial cuidado deben tener los usuarios que utilicen Ubuntu para servir, por motivos obvios.

Para actualizar, debe bastar, en la mayoría de los casos, una actualización vía “apt-get dist-upgrade”. Otros métodos, como los frontales de gestión de paquetes tipo “synaptic”, son válidos igualmente.

Via Hispasec