669676665 gmolino@gmail.com


El periódico La Nación de Argentina, publica un artículo donde desgrana alguno de los cambios a los que nos veremos abocados en unos años, sobretodo en lo referente al mundo inalámbrico.

En unos pocos años, dondequiera que vayamos estaremos rodeados de bits y atravesados por ellos. Rápidamente, una esfera invisible, como una cúpula de baja altura armada con pequeñas celdas, envolverá todos los centros urbanos y ofrecerá permanente acceso a Internet. Antenas domésticas ubicadas en los balcones o ventanas de las casas compartirán sus conexiones inalámbricas con la comunidad. También, señales de radio Wi-Max –llamadas también Wi-Fi con esteroides– cubrirán áreas metropolitanas de hasta 48 kilómetros. En algunos lugares, dirigibles aéreos Stratellites volarán por arriba del tráfico de aviones y proveerán de Internet sin cable a áreas sin ninguna infraestructura de telecomunicaciones. Como si se tratara del agua o de la luz, en muchas ciudades del mundo Internet será un servicio público y a veces gratuito.

Habla de la carrera de algunas ciudades por convertirse en sitios wifi completos y de proyectos como FON.