669676665 gmolino@gmail.com

Lo publican hoy en El Periódico de Aragón. Se refieren a las cámaras de vigilancia que se están colocando tanto en edificios públicos, como en empresas, o domicilios particulares.

Lo cierto es que de un tiempo a esta parte es muy normal encontrarse con estos aparatos. Nosotros, hemos notado cierto auge en las ventas, debido sobretodo al precio de estas cámaras que ha bajado notablemente.

Como cuentan en el artículo, todavía hay muchas lagunas legales, y no se sabe a ciencia cierta si una cámara que esté enfocada hacia la calle, donde pasa gente, se puede considerar como una intromisión en la vida privada de las personas.
Mi recomendación siempre es que hay que limitar al máximo la visión de esas cámaras al ámbito para el que ha sido comprada. Y en sitios donde la gente puede entrar libremente debe haber varias advertencias de que se está siendo observado.

Ahora mismo nos llaman la atención, pero puede que llegue el día en que no nos demos cuenta de que están ahi, y actuemos como si nada. En muchos sitios, también es cierto, están solamente como elemento disuasorio. Y hay que decir que cuando alguien coloca varias cámaras en su empresa para vigilar, son las primeras semanas las que dedica mas tiempo a estar observando, pasado ese tiempo, se limita a ver alguna grabación si sospecha que ha ocurrido algo en días anteriores.

Y tu ¿te sientes vigilado constantemente?, ¿Crees que son necesarias?, ¿Se está abusando de su colocación?
Opina sin miedo, aqui no te vigilamos.