669676665 gmolino@gmail.com

He leído este texto en el blog Plan Seldon, y me ha gustado porque refleja algo que a todos los que estamos “dándole a la tecla”, nos ha pasado alguna vez:

Permitidme una pequeña historia.

Seguro que más de uno se ha encotrado en una situación similar alguna que otra vez:

Se abre el telón, se ve a un programador y a otro tipo, en un bar tomando unas cañas.

[tipo]: ¿y tu que haces?
[programador]: soy programador.

[tipo]: ¿y eso que es?
[programador]: informático.

[tipo]: ah, ¿por qué mi messenger no me deja enviar fotos?.
[programador]: ni idea.

[tipo]: jo, ¿sabes piratear digital plus?
[programador]: no sabría ni por donde empezar…

[tipo]: ¡pues vaya mierda de informático!

No se si será mi mala suerte, pero estos ataques a mi autoestima los sufro casi a diario desde el día en que me acerque a un teclado por primera vez. La verdad es que me resbalan, pero quiero dejar claro a todos esos “listillos”, en que consiste nuestro trabajo:

Estas en una web, rellenas un formulario y haces click en “enviar”.

Esa web esta realizada en XHTML, que es un lenguaje derivado de XML, se ha cuidado la semántica, la usabilidad y la accesibilidad, la presentación está realizada en CSS. Cuando haces click con tu ratón, se lanza un evento que es capturado por una función en javascript, luego se procesa la respuesta, se empaqueta según manda HTTP, baja por los cuatro niveles de TCP/IP hasta quedar reducido a una interminable lista de unos y ceros, que se traducen en determinados voltajes que salen a toda leche de tu tarjeta de red para viajar miles de kilometros (puede incluso que bajo el océano o mediante un satelite) hasta llegar a un servidor donde los unos y ceros suben de nuevo por los niveles de TCP/IP, si algo ha fallado, no te preucupes, que ya nos encargamos nostros de enviarlo de nuevo cuando se pueda.

Luego esos unos y ceros se convierten de nuevo en tus datos, que son recibidos por un script en PHP en el servidor, que los valida y los procesa.

Llegados a este punto, seguramente tengamos que llamar a un CGI en PERL, ejecutar una consulta SQL contra una base de datos (bien diseñada y normalizada, con su bonito esquema E/R), abrir un socket para enviar un correo electrónico, parsear un archivo en XML o todo a la vez. Cuando la respuesta este lista, otra vez unos y ceros y de vuelta a tu ordenador.

Tambien podemos realizar todo esto de forma asincrona, mediante AJAX, para que no tengas que esperar ni lo más minimo o montarlo todo con una bonita pelicula en flash y action script.

Todo esto si tenemos suerte y no hay pasarse horas tecleando en la shell de Linux para instalar y configurar el servidor web, el de base de datos, el de correo y los lenguajes de servidor.

Ni que decir tiene, que un punto y coma de menos, hará que todo se venga abajo y que la mayoría de los conocimientos han sido adquiridos por tu cuenta y riesgo porque no se explican en la carrera…

Me encanta mi trabajo, disfruto con cada cosa que aprendo, con cada error que cometo…

Y todo para que puedas ver porno.