669676665 gmolino@gmail.com

Los problemas causados por los DNS de Telefónica (que a esta hora desconozco si se han solucionado), han dado sus resultados. Negativos por supuesto.

Hoy al mirar las visitas a la web, y también los ingresos por publicidad, los valores han menguado sensiblemente. No es que me afecte excesivamente. No es que gane mucho dinero con esto, pero si que me preocupa que al igual que mi página estuvo desaparecida para miles de usuarios, también lo estuvieron las de al menos una docena de mis clientes.

Algunas de esas páginas son de comercio electrónico, y otras dan servicios muy concretos de los que dependen esas empresas. Para esas empresas yo soy (CAMYNA como empresa), el responsable de su sitio web, y por lo tanto a quien primero llaman. Yo llamo a mi proveedor, me dicen que el problema es de las DNS de Telefónica, vale, las cambio, pero eso consigue que yo pueda navegar por esos sitios, pero ¿y el resto de los internautas?, ¿quien les dice que cambien?.

Además mi proveedor echa la culpa a Telefónica, y Telefónica (a la que no he llamado), me puedo imaginar que también escurrirá el bulto. La indefensión es total. ¿Cuanto dinero se podrá llegar a no ganar en días como el de ayer? .

Y ahora solo me queda esperar que esté todo arreglado, que los DNS hagan su trabajo, y la gente poco a poco vaya visitando lo que se dejó pendiente.

86400 lo cuenta desde dentro