669676665 gmolino@gmail.com

A veces se pretende endurecer las leyes sobre el divorcio arguyendo que es malo para los hijos. Una de las consecuencias indeseables, se dice, es que el rendimiento escolar de los hijos de diviorciados es peor. La evidencia que nos proporciona un trabajo reciente es que los resultdos peores de los hijos de divorciados se dadan desde bastante antes del divorcio. Así que no hay porqué proteger a jóvenes contra el divorcio de sus padres aunque quizá sí contra sus padres.