669676665 gmolino@gmail.com

Leo esta nota en el perfil de David Cierco en Facebook, y debo decir que se aproxima mucho a mi idea de lo que debe ser la red en un futuro cercano:

Ya no se trata de estar conectado a Internet y de compartir comentarios, información y en el mejor de los casos conocimiento. Ya estamos en otra fase, en una fase que tiene que ver con un cambio que va más allá de realizar tareas en el ciberespacio. Se trata de cambiar la forma de cómo nos planteamos nuestra forma de pensar y de vivir: Se trata de Vivir en Red.

Vivir en Red requiere un cambio cultural individual y colectivo radical, de 180 grados. Nos exige más de lo que somos capaces de imaginar en un primer momento. Por ejemplo estamos dispuestos a publicar nuestras fotos personales? a detallar cuando estamos en la oficina, en casa, en una reunión familiar? Si tenemos pareja o no y sobre todo si la estamos buscando o la queremos dejar? los países que hemos visitado?

No digo que haya que hacer todo esto pero tenemos que redefinir el concepto de privacidad, de lo que pertenece a nuestro mundo privado y lo que la Red nos pide que compartamos. Somos lo que hacemos y lo que pensamos y la Red lo quiere saber. Probablemente en un futuro no muy lejano no consideramos amig@s a los que no se muestren en la red como son. No haremos negocios ni confiaremos en las personas que no sean transparentes en Internet.

Vivir en Red es compartir parte de nosotros con un todo colectivo que forma parte de cada uno de nosotros. Una demanda que tenemos que dar respuesta como personas pero también como sociedad.

Es un concepto abierto y real. De alguna manera se trata de devolver a la Red, lo que nos dá. Tal vez sea cuestión de conciencia, o generacional, pero en breve veremos Internet como un concepto totalmente asimilado, al que podremos (en algunos casos deberemos), dar a conocer todas nuestras vivencias.

No me imagino tratar con personas (empresas) que puedan  colaborar con mi empresa, sin que tengan una presencia importante en la Red.