669676665 gmolino@gmail.com

Las fuerzas de seguridad de Birmania detuvieron a un presunto internauta opositor a la Junta Militar, que sigue reforzando su control de las telecomunicaciones e Internet para acallar las voces de la disidencia.Nay Phone Latt, autor de un blog sobre poesía, fue detenido ayer en un cibercafé de Rangún y los soldados registraron los domicilios de todos sus familiares e interrogaron a sus amigos, según informó radio Mizzima.

En su bitácora, Latt se limitaba a recopilar poemas de jóvenes, pero las fuerzas de seguridad ya apresaron la semana pasada al poeta más popular del país, Saw Wai, tras incluir en sus versos una supuesta crítica velada al jefe de la Junta Militar, el general Than Shwe.

Tras difundirse la noticia del arresto, decenas de internautas opositores se ocultan de la Policía, pues recuerdan cómo al comienzo de la represión de las marchas a favor de la democracia del pasado septiembre, varios blogueros fueron interrogados y encarcelados.

En aquella ocasión, el régimen ordenó cerrar los cibercafés, cortó el acceso a Internet y suspendió las llamadas al extranjero para impedir que salieran al exterior imágenes e información y datos de los soldados golpeando y disparando a los manifestantes.

Además, el Ministerio de Defensa birmano, a través de su departamento de guerra cibernética, bloqueó servidores, atacó con virus bitácoras de disidentes y desplegó informadores en los foros para peinar la Red en busca de internautas opositores.

Las Junta Militar admite 15 muertos y 3.000 detenidos por la represión de las protestas, pero la ONU constata 31 muertos y la disidencia cerca de 200 y más de 6.000 detenidos.

Birmania (Myanmar) está gobernada por los militares desde 1962 y no celebra elecciones desde 1990, cuando el partido oficial fue derrotado de forma abrumadora por la coalición opositora de la Nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, unos comicios cuyos resultados jamás fueron reconocidos por los generales.

Una pena que todavía se den situaciones así. Desde aqui mi modesto apoyo a esta persona y un gesto de repulsa a los que crean estas situaciones, y las apoyan.

Via El Mundo