669676665 gmolino@gmail.com

Ayer tuvo lugar la entrega del premio al joven empresario 2008, organizado por AJE.

La empresa ganadora fue IRITEC, a las que desde aqui les transmito mi felicitación, puesto que ayer fue imposible.

El caso es que fue muy emocionante, y no solo por la entrega del premio, mas bien por los preliminares.

A las 7 de la tarde estábamos esperando a que se abriesen las puertas del auditoria que la CAI tiene en el Paseo Independencia aproximadamente 200 personas, casi todos empresarios. Al acceder a los asientos, nos encontramos que cada uno teníamos un tambor ¿africano? en su sitio.

En el escenario había cuatro músicos (tengo que averiguar como se llamaban) que estaban tocando tambores similares. Fuimos ocupando nuestro sitio, y poco a poco, sin que nadie dijese nada, comenzamos a llevar el ritmo que ellos marcaban.

Cuando todo el mundo estuvo en su puesto, empezó lo mejor.

El que dirigía la música desde el escenario, nos explicó como empezar a calentar los músculos (brazos, cuello, manos, etc), antes de tocar. Nos explicó como tocar el tambor que teníamos, y llevar el ritmo.

A partir de ese momento, y a través de divertidas explicaciones, conseguimos llevar todos el ritmo, divertirnos, y de alguna manera soltar las malas energías y pasarlo realmente bien. Casi una hora de ritmo, risas, diversión, etc. Y asi con 200 empresarios, y alguna que otra autoridad presente.

Me pareció fascinante como habían conseguido contagiar el ritmo a todos los que estábamos allí. Incluso alguno que al principio parecía reticente, fue absorbido por la música.

Aqui os dejo unos cuantos videos del momento, y unas fotos en Flickr