669676665 gmolino@gmail.com

Lo leo en Onda cero:

En tiempos de Cuaresma, la Iglesia, se actualiza. Este año, el Vaticano, ha llamado a sus fieles, además de al ayuno y a la abstinencia sexual, a la abstinencia tecnologica.

 

Varios obispos italianos proponen renunciar a los mensajes de teléfono móvil, a los MP3 y al uso de Internet todos los viernes de Cuaresma.

Hay que adaptarse a los tiempos que corren y ya no es suficiente con las penitencias antiguas como no comer carne y mantenerse en ayunas.

El obispo de Módena ha pedido a los jóvenes de su diócesis que los viernes no envíen mensajes de texto por su móvil para que pueden “desintoxicarse y reencontrarse consigo mismos”.

Según el obispado de esta forma quiere llamar la atención sobre la guerra civil en el Congo. Los móviles se fabrican con el conltan que se extrae en este país donde la guerra le ha costado la vida a cuatro millones de personas.

A la inciativa se han sumando los obispos de Bari y Pesaro. Pero también hay quienes discrepan. “La tecnología es ambivalente. Puede usarse para cosas buenas y malas.

El mensaje de la iglesia es que se aproveche para lo bueno y se evite su uso perverso”. “Soy sacerdote y no lo entiendo. Por qué no puedo enviar un mensaje?.

Puedo utilizar móvill para ayudar a alguien en sus necesidades espirituales.” Siguiendo esta iniciativa el obispo de Trento propone que los domingos sean día de ayuno virtual, nada de Facebook o Internet

Es curioso que hablen de que hay que adaptarse a los nuevos tiempos para exigir penitencias, y restricciones, pero no se adapten para otras mucho mas importantes como el uso del preservativo.