669676665 gmolino@gmail.com

adolescentes-uso-telefono-movil

Situación real.

Tres adolescentes han quedado para estudiar. Inicialmente se reunen en casa de una de ellas (A) a una hora determinada, pero para reunirse antes, concertan llamar (hacerse una perdida) cuando lleguen a un punto cercano a la casa.

A su vez una de ellas (B), hará una llamada perdida a otra(C) si llega antes (sic). Treinta minutos antes de la hora, C, recibe una perdida de B, pero no sabe para que. Aún así, devuelve la perdida. B Llega la primera al punto de encuentro, y hace una perdida a la que está esperando en su casa (A) (se supone que para que baje a buscarla), pero tiene el teléfono apagado, y sale el contestador. La tercera chica (C), que aún no ha llegado hace una perdida a B (la que está en la puerta de la primera), pero no se le ve por ningún lado. Ante la posibilidad de que esté perdida, B le devuelve la llamada, pero C cuelga. Inmediatamente C llama a B, pero no da tiempo de cogerlo (otra perdida). B llama a A de nuevo pero vuelve a salir el contestador.

Preocupado por la seriedad del asunto el padre de B llama a C a ver que pasa, y C le cuelga nada mas empezar a sonar, pero inmediatamente C le hace una perdida al padre de C que no da tiempo de coger…

Os habéis perdido?, … yo también, pero el caso es que a los 5 minutos las 3 adolescentes están juntas en casa de A, felices y contentas. Por el camino se han quedado unas cuantas llamadas sin sentido.

Que tiempos aquellos de “quedamos a las 11 en la puerta de tu casa”. Y punto