669676665 gmolino@gmail.com

¿Su fregadero está atascado? No se preocupe, y contacte con profesionales que lo solucionarán en poco tiempo y con eficacia. Sin embargo, tenga cuidado y para próximas ocasiones asegúrese de que sus tuberías están en buena forma. La mejor manera de hacer esto es contratando un servicio profesional de mantenimiento pero somoLimpieza de desagües_SABADELL14s realistas y sabemos que no están al alcance de todos los bolsillos, sobre todo de locales pequeños y domicilios particulares. Pero eso no significa que no pueda hacer nada. Hay pequeños actos cotidianos que pasan desapercibidos pero que son tremendamente perjudiciales para nuestras tuberías.

Si Usted vive en Barcelona puede contactar con la empresa de desatascos Embús Desembús.

Uno de los más comunes es verter aceites y grasas por el desagüe del fregadero, ya que estos se adhieren a la pared de la tubería formando una película adhesiva que capta las partículas de desechos y termina por provocar atascos.
Otro de los puntos críticos de la casa es el baño. En la ducha o bañera hay que tener especial cuidado con los cabellos, ya que es fácil que acaben taponando el desagüe y provoquen problemas. A parte de ellos, hay que prestar atención también al retrete. Es muy común que muchos lo utilicen casi como una papelera, pero esa no es su función y por ello es fácil que se atranque. Echar productos de higiene intima, pañales, colillas o rollos de papel es tremendamente perjudicial, pero ya no solo para el inodoro, también para el medio ambiente ya que se gasta mucha más agua.
Las redes de aguas exteriores son otras grandes olvidadas a tener en cuenta. Es casi imprescindible asegurarse de limpiarlas de vez en cuando, sobre todo antes de las épocas de lluvias. Y también lo es vigilar las raíces y plantas para que no obstaculicen las redes de canalización.
Pese a estos consejos, si se encuentra ante un problema grabe no dude en contactar con los profesionales.

La limpieza en las tuberías y su mantenimiento periódico es esencial para que estén sanas. Los profesionales solemos encontrarnos con diversos problemas en el día a día de la fontanería. Algunos de los atascos están provocados por problemas estructurales en los que nada pueden hacer sus usuarios, sin embargo, la mayoría de atascos con los que lidiamos podrían haberse evitado fácilmente si se hubieran tomado una serie de medidas preventivas. Además, ninguna de ellas supone especial gasto perjuicio o gasto de dinero, más bien al contrario.
Pequeños actos cotidianos ejecutados de forma diferente pueden ahorrarnos a la larga mucho tiempo, dinero y algún disgusto.
Uno de los principales es llevar el aceite y las grasas a un punto limpio. Con esta sencilla acción no solo estaremos ayudando al planeta, también a nuestro bolsillo. Ya que al verterlas por el desagüe se forma una película adhesiva en las tuberías a la que se pegan los restos de comida y desechos hasta formar un atasco.
Para evitar esto, es útil realizar cada mes o así una mezcla con media taza de vinagre blanco y otra media de levadura química y echarla por el desagüe. Esperaremos unos 20 minutos y después aclararemos la solución con agua caliente. Esto evitará que se formen atascos en sus tuberías. Otra solución es dejar correr el agua y verter posos de café que arrastren consigo la suciedad o, preparar una pasta con dos cucharadas de sal y otras dos de sosa, verterlas por el desagüe y esperar algo menos de media hora, después aclarar la mezcla con dos litros de agua caliente lentamente.
También hay que prestar atención a las redes externas de canalización para vigilar que no entorpezca su paso alguna raíz y asegurarse de limpiarlas cada cierto tiempo, sobre todo antes de que lleguen épocas de lluvias (primavera y otoño).