669676665 gmolino@gmail.com

Los políticos y las redes sociales en 2015 (1)

Probablemente alguno recordará que hace unos años empecé a hacer determinados experimentos en las redes sociales con los políticos que se presentaban a las elecciones. Dichos experimentos consistían en hacerles una pregunta directa a través de sus canales abiertos para las campañas electorales, y esperar su respuesta. Por regla general esa respuesta nunca llegaba. Entiendo que no podrán contestar a todo el mundo que les diga algo, pero es que observando sus perfiles me di cuenta que no respondían a nadie.

Es decir, solo usaban sus canales como altavoz de sus andaduras por distintos sitios, ciudades, mítines, etc. y proclamaban sus consignas, sin preocuparse de lo que el ciudadano les preguntaba. Esa actitud se completaba con la desaparición casi por completo, al día siguiente de las elecciones (salvo honrosas excepciones que solían coincidir con perfiles que siempre estaban abiertos, dentro y fuera de la campaña electoral).

Este año tenemos un “completo” en lo que a elecciones se refiere y casi seguro que volveremos a verlos por Twitter, Facebook, Whatsapp, etc. y salvo auténtica sorpresa volverán a actuar de la misma manera.

Y no he tardado en encontrar el primer ejemplo.

Hace una semana me llega la petición (por Linkedin) de que una persona que representa un alto cargo en la política aragonesa, quiere contactar conmigo. No entendí el sentido, pero entiendo que Linkedin es una red seria y profesional en la que puedo encontrar contactos que en un futuro me pueden aportar algo, y no es una red intrusiva. Así que acepté la petición esperando que esa persona no hiciese uso de Linkedin para su beneficio político.

A los 2 días recibí un correo en el que ponía:

redessociales-politica1

 

Es decir, me suscribían al boletín de noticias de SU partido político porque yo era su contacto en Linkedin. Mal, muy mal.

Obviamente me di de baja inmediatamente, y en la pregunta que me hacían de ¿por qué causa baja?, escribí “No he solicitado el alta“.

Es decir, su estrategia consistía en recopilar contactos a través de esa red (y no se si de alguna más) y a partir de ahí engordar su lista de correo para hacerte suscriptor de las noticias del partido. Y aún estamos en pre-campaña, no me imagino que podrá pasar en las próximas semanas o meses, pero intentaré estar atento. Seguro que hay un “Los políticos y las redes sociales 2015 (2)”