669676665 gmolino@gmail.com

ATASCOS EN EL DESAGÜE DE LA LAVADORA
Son bastante frecuentes en los hogares los atascos que se forman en las tuberías de desagüe de las lavadoras, uno de los electrodomésticos más utilizados en casa.

Sea una lavadora vieja, nueva y de los últimos modelos… el funcionamiento de las tuberías es el mismo. Lo que puede ocurrirle si hay algún problema es que durante un lavado este electrodoméstico comience a expulsar agua porque su tubería de desagüe ya no tiene más capacidad.

En general estos atascos ocurren por el excesivo uso de detergente o por el uso de uno de muy mala calidad, y tienen lugar cuando el detergente no se diluye lo suficiente y queda depositado en estas tuberías hasta que queden bloqueadas.

Para que no se encuentre con esta situación y no tenga que llamar de urgencia a un profesional en desatascos en barcelona o un fontanero, le recomendamos que mida bien la cantidad de detergente de los lavados y que no abuse, no por usar más detergente la ropa quedará más limpia.

Si el detergente que suele usar es en polvo es aconsejable que no llene demasiado la carga y que antes de echar el detergente lo diluya con un poco de agua caliente, esto ayudará a que se diluya mucho mejor.

Además por regla general es más conveniente usar detergente líquido, más que en polvo, porque los segundos se terminan solidificando por muy buenos que sean, y pueden llegar a estropear los desagües, y su ropa.

CÓMO EVITAR LOS MALOS OLORES EN LAS TUBERÍAS
Una de las causas más comunes de los malos olores de las tuberías es que los desagües de los fregaderos y lavabos suelen utilizarse como si fueran contenedores de basura, sin pensar que al verter por las tuberías restos de comida, colillas, aceite… pueden aparecer los malos e insoportables olores.

Por lo tanto es necesario acabar con los malos hábitos y cumplir unas sencillas normas de limpieza en el hogar para que no haya malos olores y no deteriorar las tuberías por dentro.

Lo principal es no tirar restos de suciedad ni residuos por el desagüe y enseñar a los niños de la casa a no hacerlo, además hay que limpiar de forma periódica los sifones para alargar a la vez su vida.

Si al abrir un grifo o una llave de paso que ha estado cerrada mucho tiempo el agua sale con mal olor, solo tiene que abrir el grifo un rato y él mismo arrastrará el mal olor acumulado.

Asimismo si hay objetos obstruyendo una tubería hay que quitarlos porque el mal olor puede ser por la acumulación de papel, toallitas y otros residuos.

Si ya es demasiado tarde y el mal olor proviene de un atasco puede utilizar sosa cáustica diluida en agua hirviendo para arrastrar los residuos. Si de esta manera no consigue solucionarlo, habrá llegado el momento de dejar el asunto en manos de un profesional.