669676665 gmolino@gmail.com

MANTENIMIENTO DE PISCINAS
Con el buen tiempo apetece ir a la piscina para refrescarse, ya sea su piscina particular o la que comparte con sus vecinos. Los expertos en estas instalaciones insisten en la importancia de cuidarlas bien con poco esfuerzo para que se mantengan limpias, sin problemas y con la máxima salubridad.

Para que el agua esté limpia debe haber equilibrio entre los productos químicos que se apliquen, hay que limpiarla con frecuencia, mantener los niveles de agua adecuados…

Para ello tendrá que limpiar la piscina de forma semanal con cepillos para las paredes, un aspirador para el suelo y una manguera para que el acabado final sea ideal, consulte con una empresa de desatascos y le ayudarán.

También hay que prestarle atención al PH, la alcalinidad y el calcio del agua, que deben estar en equilibrio. Mantener los niveles correctos de estos tres elementos debería ser suficiente para un buen mantenimiento y para evitar incrustaciones y suciedad. Desatascos en Zaragoza le ayudará en la limpieza de su piscina.

En cuanto al cloro debería estar siempre entre 1 y 4 ppm para el saneamiento adecuado del agua de su piscina y que no haya ni bacterias ni algas, hay muchos productos relacionados con el cloro si no sabe cual escoger pregunte a un profesional del sector.

Además es aconsejable añadir alguicida a la piscina porque debido a la lluvia y al viento pueden crecer millones de algas microscópicas y que los filtros queden obstruidos, lo impedirá aplicando alguicidas.

En cuanto a la seguridad química hay que aplicar los productos con precaución ya que pueden ser peligrosos en exceso y causar lesiones en la piel, además hay que almacenarlos según las instrucciones, utilizar un equipo de medición, no mezclar productos y conservarlos en un lugar sin enchufes ni calor en exceso.

¿PROBLEMAS CON SU BAÑERA?
Si ha notado que últimamente su bañera desagua con dificultad y se queda agua una vez ha terminado, posiblemente se tratará de una acumulación de residuos en el pozo sifónico de tu baño.

Este pozo se encuentra en el suelo de los baños, en general, y funciona como un sifón que comparte la bañera, inodoro, lavabo y bidet si lo hay, es decir, es donde se acumulan los restos que se cuelan por todos estos desagües.

Si quiere limpiar este pozo para evitar a tascos y averías usted mismo debe abrir la tapa del pozo que está situada en el suelo con un destornillador, retirar los restos con un guante o una bolsa u por último echar agua a presión a través del desagüe de la bañera para asegurarnos de que la tubería queda limpia.

Si tras realizar estos pasos, al bañarse o ducharse, se diera cuenta de que el agua sigue sin irse por el desagüe como siempre, debería llamar a un profesional en desatascos, quizá el problema sea más grave de lo que imagine.